La Formula para dormir lo que se necesita.

La fórmula matemática para dormir lo que necesita

Si pasa mucho tiempo en la cama desvelado intentando dormir las ocho horas que recomiendan los expertos, ¡es probable que nunca lo consiga!

Y es que la solución al insomnio no pasa por esperar en la cama a que llegue el sueño, ni todos tenemos por qué dormir la misma cantidad de tiempo. De hecho, “para que todos tuviéramos que dormir ocho horas deberíamos, entre otras cosas, medir exactamente lo mismo”. Así de tajante se mostró el biólogo británico Henry Nicholls al presentar recientemente en Madrid su nuevo libro Duérmete ya.

La visión de Nicholls sobre los trastornos del sueño es muy novedosa e interesante ya que sus investigaciones toman como punto de partida su profesión como zoólogo, pero además es narcoléptico. Dos aspectos difícilmente compatibles cuando de lo que se trata, por ejemplo, es de ¡intentar no quedarse dormido mientras se observa a los leones!

Pero, entonces, ¿cuánto necesitamos dormir? Siguiendo las investigaciones de este autor, hoy trataré de ofrecerle la respuesta a esa importante pregunta para su salud.

Sabemos que el reloj biológico experimenta cambios relacionados con la edad (se duerme menos a medida que se van cumpliendo años) y con períodos vitales como la menopausia (las mujeres perimenopausicas y las postmenopáusicas tienen el doble de probabilidades de no dormir lo suficiente).

Además, aparte de la edad y de los cambios biológicos, la genética, el género, la forma física y ciertos hábitos (de ejercicio, de alimentación, etc.) también influyen en la cantidad y la calidad del sueño.

Por tanto, no todos dormimos lo mismo. Incluso en el reino animal el sueño difiere de una especie a otra (las cinco horas diarias de la jirafa no son nada frente a las veinte de la zarigüeya americana, por ejemplo), pero también dentro de la misma especie.

La importancia del sueño para la salud

Dormir desempeña una función primordial para asegurar el bienestar durante el día: es esencial para mantener las conexiones entre las neuronas (sinapsis) y para llevar a cabo funciones de aprendizaje, memorización y adaptación a circunstancias cambiantes.

Además, permite la reconstitución de las reservas de energía metabólica y repercute en la estimulación hormonal, la reconstrucción celular, el buen humor, la maduración cerebral, la salud del sistema cardiovascular, la recuperación física y psíquica… Dormir está lejos de ser una pérdida de tiempo, como ve. ¡No resta tiempo de vida, sino que lo suma! Tan cierto como que necesitamos el aire para vivir lo es también que debemos dormir lo suficiente. De hecho, dormir poco está asociado con una larga lista de efectos indeseados para la salud, como aumento del apetito, riesgo de obesidad, hipertensión, riesgo de contraer infecciones y de desarrollar depresión, así como un mayor declive cognitivo, entre otras graves enfermedades. Pero las medidas actuales para combatir el insomnio y otros trastornos del sueño son básicamente fármacos que no ayudan a largo plazo, ya que el organismo se acostumbra a ellos y desarrolla cierta resistencia. El problema, según Nicholls, está en la falta de formación de los médicos sobre los trastornos del sueño y la importancia de dormir bien.

Así, el autor indica que merece la pena acudir a un terapeuta del sueño. Además, propone algunas soluciones más allá de las ya conocidas de evitar el tabaco y el alcohol, de no ingerir alimentos pesados poco antes de meterse en la cama, etc.

El sol y los ritmos circadianos

Pero antes de hacerle llegar estas posibles soluciones para el insomnio, quiero hablarle de un elemento fundamental en la regulación del sueño: los ritmos circadianos.

La importancia del sol en nuestra salud es un tema ampliamente tratado, sobre todo en lo que respecta a nuestra capacidad de generar vitamina D mediante la exposición a él. Sin embargo, poco se dice acerca de la influencia que el astro rey tiene también sobre el sueño.

Y es que el sol es tan fundamental para la vida que nos hemos sincronizado con la rotación axial de la tierra respecto de él cada 24 horas en lo que se conoce como “ritmo circadiano”.

Nuestro reloj interno, en definitiva, funcionaría como una especie de reloj solar con una programación personalizada. El reloj de cada persona marca su propio ritmo “circadiano”, que en definitiva establece su sincronización (o la falta de ella) respecto de las horas de luz solar.

De hecho, puede haber tantos ritmos circadianos como personas. En un estudio realizado con moscas, y que el zoólogo recoge en su libro, se comprobó que la mayoría de ellas seguía un ritmo regular que se repetía cada 24 horas. Sin embargo, una de las cepas funcionaba en un ciclo más corto, de 19 horas, otra lo prolongaba hasta las 28 horas y en otra no era posible distinguir ningún ciclo. Los investigadores localizaron las mutaciones responsables de estas diferencias en un mismo gen al que llamaron “Período” y que… ¡también tenemos los seres humanos! (1)

Por su parte, la tarea de que los 40 billones de células de su cuerpo funcionen de forma coordenada la realizan los núcleos supraquiasmáticos (NSQ). Se trata de dos grupos hermanados de células situados en el cerebro, concretamente en el hipotálamo. Algo así como las manecillas del reloj que marcan el ritmo circadiano.

Cuando esta diminuta estructura opera al ritmo adecuado, perfectamente alineada con el periodo de 24 horas del sol, consigue prevenir la aparición de la somnolencia. Lo que ocurre es que el periodo medio del NSQ del ser humano es de 24 horas y 12 minutos y no de 24 horas exactas. Para corregir esta desviación se emplean distintas señales, siendo la más poderosa la de la luz.

De hecho, la luz del amanecer y del atardecer es azul, color al que el NSQ es especialmente sensible. Así, gracias a que esta luz se refracta al llegar a la atmósfera, el NSQ nos avisa de la salida y de la puesta del sol respectivamente antes y después de que estos fenómenos tengan lugar.

Numerosas manifestaciones fisiológicas, entre ellas el sueño y la vigilia dependen en un alto porcentaje del ciclo luz/oscuridad. La luz del sol nos despierta aun sin verlo y la del crepúsculo nos invita a dormir.

Y, aunque se trate del mismo azul, estas células distinguen entre la luz del alba (que nos activa) del azul del crepúsculo (que nos ralentiza). Asimismo, el NSQ analiza la luz a la que estamos expuestos durante todo el día para poder distinguir la natural de la artificial. ¡Impresionante!

De este modo, escribe Nicholls, “cuando el reloj biológico funciona de forma correcta, nos empuja fuera de la cama y nos lleva de vuelta a ella de tal manera que obtenemos una dosis de luz altamente personalizada para realizar las correcciones moleculares precisas que cada uno de nosotros necesita para ajustar el NSQ a 24 horas exactas”.

Las distintas sincronizaciones de este reloj explicarían, por ejemplo, por qué hay personas matutinas (o “alondras”) y personas vespertinas (o “búhos”).Desincronización extrema: trastornos del sueño

¿Se acuesta demasiado tarde? ¿Se levanta demasiado temprano?

Puede que esté experimentando algún fenómeno asociado a la desincronización extrema del ritmo circadiano. Algunos de estos trastornos son:

  • Acostarse a primera hora de la noche y despertarse a altas horas de la madrugada (lo que se conoce como síndrome del adelanto de la fase del sueño).
  • Acostarse y levantarse mucho más tarde que la mayoría de la gente (síndrome de la fase del sueño retrasada).

 

La buena noticia es que las personas con estos síndromes pueden ajustarse a su ritmo personalizado de 24 horas con una rutina propia, aunque esta se desplace y se salga de lo habitual. En otros trastornos circadianos, sin embargo, la rutina es un sueño inalcanzable.

Es lo que ocurre en el trastorno por ciclo vigilia-sueño diferente a 24 horas (No-24), en el que el proceso de desplazamiento falla por completo. De hecho, le suele ocurrir a las personas ciegas (si bien no les afecta solo a ellos) ya que, al no incidir la luz en su hipotálamo, el NSQ es incapaz de reflejar la cadencia del sol en el resto del cuerpo.

Entonces se produce una falta de sincronización por la que cada célula del organismo funciona a su propio ritmo.

Un ejemplo de esto sería el de una persona con un ciclo de 25 horas. Si quisiera dormir siete horas como la mayoría de sus amigos esto le supondría un esfuerzo enorme, ya que iría en contra de su propio ritmo. Y es que, como cada día el momento en que empieza a tener sueño se desplaza una hora, lo natural para esa persona sería dormirse y despertarse cada día una hora más tarde.

Pero como a veces es difícil hacer caso a lo que el cuerpo nos dice en una sociedad con horarios y rutinas bastante estrictas, seguramente tendrá que acostarse y levantarse (no necesariamente dormir) a las horas que suele hacerlo la mayoría de la gente. Por tanto, deberá luchar para mantenerse despierta cuando el cuerpo le dice que duerma y, en cambio, tratar de dormir estando realmente alerta. Esto puede conllevar muchas dificultades e incluso conducir al aislamiento.

Hay otras causas que impiden al organismo sincronizarse con el sol, y precisamente una de ellas está suscitando un gran debate en Europa en la actualidad: los cambios horarios. Según este autor, se trata de un jetlag que no hace ningún bien a nuestro cuerpo y que, desde una perspectiva biológica, habría que eliminar.

Y es que Nicholls asegura que con cada cambio de hora se requiere un ajuste metabólico de un par de días (como si realizásemos un viaje a un país con un huso horario distinto al nuestro). De hecho se ha demostrado, entre otras consecuencias negativas, que con el cambio en primavera aumentan los accidentes laborales y de tráfico. (2)

El trabajo en turnos de noche suele implicar también un caos fisiológico, así como el cambio en la duración de los días que se produce con las estaciones, que puede causar incluso un “Trastorno afectivo estacional” (TAE). Por no hablar de la vida en los polos, donde muchos días sin noche preceden a muchos otros de completa oscuridad.

En cualquier caso, en la actualidad apenas somos conscientes de los ciclos naturales de luz y oscuridad que siempre han configurado nuestro ritmo interno. La iluminación artificial, de hecho, nos ha dejado atrapados en un patrón de día largo y noche corta. Además, cada vez más gente vive en un área con una alta contaminación lumínica, lo que aumenta el riesgo de que duerman mal por la noche y más durante el día.

Además, continúa Nicholls: “Con mensajes lumínicos contradictorios que ´tiran` del NSQ [la microestructura que regula los ciclos de sueño] en distintas direcciones, el intestino, el hígado, los riñones y el sistema inmunológico, como tantos otros metrónomos, pueden desincronizarse. Esto puede conllevar un mayor riesgo de sufrir cáncer, obesidad, enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y múltiples problemas intestinales”.

Dormir más a mayor edad, una curiosa explicación

¿Por qué una persona joven necesita dormir más que una mayor?

Una vez concluye el estrés fisiológico de la pubertad (que lleva a los jóvenes a necesitar dormir hasta muy tarde), el reloj biológico tiende a retomar un ritmo estable. Sin embargo, a medida que nos hacemos mayores, el reloj vuelve a sufrir cambios y el despertar se desplaza a horarios todavía más tempranos.

En este sentido, con independencia del ciclo luz/oscuridad una hormona, la melatonina juega un papel clave en la regulación del sueño. Y es que esta molécula resulta ser muy buen indicador de en qué punto del ciclo molecular se encuentra el NSQ. Es decir, en que momento del ciclo circadiano propio nos encontramos. Esto explicaría entre otras cosas por qué los adolescentes pueden aguantar despiertos incluso hasta altas horas de la madrugada: conforme se van haciendo mayores, el inicio de la liberación de melatonina se retrasa de forma progresiva, y por la noche cada vez permanecen despiertos hasta más tarde. Por lo tanto, tanto la luz como la melatonina son fundamentales para mantener el ritmo circadiano en el tiempo correcto. Nicholls apunta que quizás el hecho de que el reloj biológico varíe con la edad se deba a alguna exigencia de nuestros antepasados trogloditas. Y es que si todos los miembros del clan hubieran dormido al mismo tiempo, ¿quién habría mantenido las hogueras encendidas para protegerse de los animales?

De hecho, el autor -que ha viajado a África y ha conocido de cerca a muchas y muy distintas especies animales- escribe en Duérmete ya acerca de un estudio sobre el pueblo hazda, una sociedad cazadora-recolectora del norte de Tanzania. Según cuenta, se observó durante 20 días a un grupo de alrededor de 30 individuos y se descubrió que había solo 18 minutos en los que todos dormían. (3)

¿Cuánto hay que dormir?

Como le digo, no todos tenemos por qué dormir 8 horas. Esta cifra corresponde a una simple media del sueño de la población general, lo que significa que hay gente que duerme menos y gente que duerme más. Y es que, como ya ha visto, funcionamos de maneras distintas. Por lo tanto, siempre que no excedamos regularmente el límite de 6 horas de sueño como mínimo y de 9 como máximo, no hay ninguna norma general respecto al tiempo que es necesario dormir.

Lo que sí puede hacer cada persona es calcular las horas de sueño que necesita para funcionar bien. Sus horas de sueño real deberían ocupar más del 90% del tiempo que pasa en la cama desde que se acuesta. Para calcular esa “eficiencia del sueño”, lo mejor es llevar un diario, anotando cada mañana:

  • A qué hora se metió en la cama.
  • Cuánto tardó en quedarse dormido.
  • Cuánto tardó en quedarse dormido.
  • A qué hora se ha levantado.

Anote esto durante dos semanas y después sume todas las cifras y divídalas entre 14 para calcular la media del tiempo que suele dormir. Luego tome como referencia la hora a la que quiere o tiene que levantarse cada día. Sabrá entonces lo más temprano que debe irse a la cama: quédese despierto hasta entonces. A partir de esa hora podrá ir a acostarse, ¡pero solo si está cansado!

Este simple ejercicio le ayudará a ser consciente de cuánto sueño necesita su cuerpo, su cerebro se adecuará al ritmo que usted le marque y aprovechará de verdad el tiempo que pase en la cama.

Cómo regular el sueño

Una vez que sabe la cantidad de horas que necesita dormir, le vendrán bien unos consejos que le ayudarán a que su sueño siga un patrón regular cada noche.

Lo primero, deje de intentar dormir ocho horas si ya sabe que su cuerpo solo necesita dormir seis. Si lo hace, solo acabará decepcionado tras dos horas de dar vueltas en la cama. Esto es así por un fenómeno llamado “intención paradójica”, según el cual no consigue dormirse precisamente porque está muy preocupado en intentar dormirse.

Según Nicholls no debe acostarse hasta que tenga sueño. Además, si no se queda dormido en 15 minutos, lo mejor es que se levante y salga de la habitación. Vuelva a la cama solo cuando tenga sueño y verá cómo reduce de forma notable el tiempo que invierte en quedarse dormido.

Además, dedique su habitación únicamente a dormir, ya que el cerebro recuerda pautas: si está acostumbrado, por ejemplo, a ver la televisión desde la cama, su mente puede estar alerta esperando a que la encienda cada vez que se acueste.

Y si su problema es que no consigue relajarse porque tiene muchas preocupaciones, un buen truco es ponerlas por escrito. Anotar sus pensamientos le ayudará a despejar la mente y le evitará despertarse durante la noche.

La luz, su mejor aliada

Otra solución, que ya se está implantando en hoteles e incluso en unidades de cuidados intensivos en hospitales, es la del uso de luces inteligentes. Según la hora del día, estas modifican sus longitudes de onda, lo que puede ayudar a sentirse más alineado con el sol.

Las luces intermitentes también podrían constituir un modo efectivo de tratar los trastornos circadianos, como sugieren ciertos experimentos realizados sobre ratones y humanos. Así, para regular el propio ritmo cada uno de nosotros podría recibir una serie de pulsos cortos de luz mientras duerme, tan breves que no impedirían echar una cabezadita ni alterarían el sueño.

Ya lo sabe: si nota que no duerme lo suficiente es posible que necesite regular su ritmo circadiano. Siga estas indicaciones y verá cómo se siente más descansado.

Anuncios

PROBLEMAS DE CANDIDIASIS?

2014-07-05 21.27.48 Si eres más de tratamientos naturales que de tratamientos convencionales, como yo, estoy segura que tu tratamiento para curar la candidiasis vaginal es la Aloe Vera.   Puedo asegurar que funciona y es 100% natural, si os han diagnosticado candidiasis vaginal cúrala definitivamente con Aloe Vera. Gracias a las propiedades antifúngicas naturales que posee la Aloe Vera se puede curar la candidiasis y ayudar a prevenir que reaparezca de una vez por todas.

Como ya sabrás la Candida es el hongo causante de la candidiasis en diferentes zonas de nuestro cuerpo siendo las más habituales la vagina, el sistema gastrointestinal y la cavidad oral. En condiciones normales el hongo candida es totalmente inofensivo para nuestro organismo pero bajo ciertas condiciones se produce un descontrol en el crecimiento del hongo candida en algunas partes del cuerpo provocando gran malestar y picazón que pueden llegar a alterar nuestro ritmo normal de vida y convertir cosas tan cotidianas como orinar, tener relaciones sexuales o caminar en auténticas torturas. La aparición de la candidiasis puede estar originada por múltiples factores como una dieta incorrecta (puedes ver aquí que dieta utilizar para la candidiasis), el estrés, enfermedades como el VIH, no descansar correctamente o tratamientos con antibióticos entre otros.

Síntomas de la candidiasis vaginal:

Si estás aquí es porque piensas que puedes tener candidiasis vaginal o bien te la ha diagnosticado tu médico y buscas un tratamiento alternativo y 100% natural como el Aloe Vera.

Los síntomas asociados a la candidiasis vaginal son los siguientes:

– Flujo blanquecino y espeso.

– Dolor al mantener relaciones sexuales.

– Dolor al orinar.

– Enrojecimiento en la zona vulvar.

– Picores vaginales.

Aloe Vera y candidiasis vaginal

TE PUEDO CONFIRMAR QUE SI PADECES candidiasis vaginal usa tratamiento con Aloe Vera y declinar los tratamientos tradicionales que los podéis ver aquí. Como explicaba al principio soy más de tratamientos naturales y más aún cuando hablamos de todas las propiedades beneficiosas que posee el Aloe Vera no solo para la candidiasis vaginal sino para el organismo en general. El Aloe Vera contiene antraquinonas que son un potente antimicótico natural que regula la población de candida albicans (hongo candida) y además ayuda a reducir los picores, la sensación de quemazón así como toda la sintomatología de esta molesta infección vaginal.

El jugo de Aloe Vera es muy bueno para la salud intestinal de nuestro organismo ya que posee enzimas que ayudan a descomponer azúcares, almidones y grasas favoreciendo el desarrollo de bacterias saludables en nuestro intestino. Por si fuera poco nos ayudará a eliminar las toxinas del colón gracias al suave efecto laxante que posee el Aloe Vera. Tiene un gran poder desintoxicante que ayudará a todo nuestro organismo y en particular a nuestro hígado. Otra de las propiedades del Aloe Vera es que protege y repara la pared intestinal evitando que el hongo cándida la atraviese.

El jugo de Aloe Vera se puede encontrar en las herboristerías, yo me decanté por un Aloe Vera 100% Natural, 100% Biológico y 100% Ecológico. Además era la única empresa que me aseguraba que la hoja se cortaba en el momento de realizar mi pedido y no recibía ningún tratamiento químico respetando de esta forma toda la pureza de la planta de Aloe Vera

 

Si eres más de tratamientos naturales que de tratamientos convencionales, como yo, estoy seguro que tu tratamiento para curar la candidiasis vaginal es la Aloe Vera. Gracias a las propiedades antifúngicas naturales que posee la Aloe Vera se puede curar la candidiasis y ayudar a prevenir que reaparezca de una vez por todas.

Como ya sabrás la Candida es el hongo causante de la candidiasis en diferentes zonas de nuestro cuerpo siendo las más habituales la vagina, el sistema gastrointestinal y la cavidad oral. En condiciones normales el hongo candida es totalmente inofensivo para nuestro organismo pero bajo ciertas condiciones se produce un descontrol en el crecimiento del hongo candida en algunas partes del cuerpo provocando gran malestar y picazón que pueden llegar a alterar nuestro ritmo normal de vida y convertir cosas tan cotidianas como orinar, tener relaciones sexuales o caminar en auténticas torturas. La aparición de la candidiasis puede estar originada por múltiples factores como una dieta incorrecta (puedes ver aquí que dieta utilizar para la candidiasis), el estrés, enfermedades como el VIH, no descansar correctamente o tratamientos con antibióticos entre otros.

Síntomas de la candidiasis vaginal:

 

Si estás aquí es porque piensas que puedes tener candidiasis vaginal o bien te la ha diagnosticado tu médico y buscas un tratamiento alternativo y 100% natural como el Aloe Vera.

Seguro que se te pasó por la cabeza ¿Y porque a mí? Créeme yo pensé lo mismo pero como mujeres tenemos muchas probabilidades de padecer candidiaisis vaginal ya que hay estudios que dicen que el 75% de las mujeres padeceremos por los menos una vez en nuestra vida una infección por candidiasis vaginal.

Los síntomas asociados a la candidiasis vaginal son los siguientes:

– Flujo blanquecino y espeso.

– Dolor al mantener relaciones sexuales.

– Dolor al orinar.

– Enrojecimiento en la zona vulvar.

– Picores vaginales.

Aloe Vera y candidiasis vaginal

Cuando me confirmaron que padecía candidiasis vaginal decidí tratarme con Aloe Vera y declinar los tratamientos tradicionales que los podéis ver aquí. Como explicaba al principio soy más de tratamientos naturales y más aún cuando hablamos de todas las propiedades beneficiosas que posee el Aloe Vera no solo para la candidiasis vaginal sino para el organismo en general. El Aloe Vera contiene antraquinonas que son un potente antimicótico natural que regula la población de candida albicans (hongo candida) y además ayuda a reducir los picores, la sensación de quemazón así como toda la sintomatología de esta molesta infección vaginal.

El jugo de Aloe Vera es muy bueno para la salud intestinal de nuestro organismo ya que posee enzimas que ayudan a descomponer azúcares, almidones y grasas favoreciendo el desarrollo de bacterias saludables en nuestro intestino. Por si fuera poco nos ayudará a eliminar las toxinas del colón gracias al suave efecto laxante que posee el Aloe Vera. Tiene un gran poder desintoxicante que ayudará a todo nuestro organismo y en particular a nuestro hígado. Otra de las propiedades del Aloe Vera es que protege y repara la pared intestinal evitando que el hongo cándida la atraviese.

El jugo de Aloe Vera se puede encontrar en las herboristerías, yo me decanté por un Aloe Vera 100% Natural, 100% Biológico y 100% Ecológico. Además era la única empresa que me aseguraba que la hoja se cortaba en el momento de realizar mi pedido y no recibía ningún tratamiento químico respetando de esta forma toda la pureza de la planta de Aloe Vera. Os he conseguido una fantástica oferta exclusiva que solo podréis encontrar en mi blog con la que podréis llevaros una botella de Aloe Vera Gratis. La promoción la puedes encontrar haciendo clic aquí:

Cómo usar el Aloe Vera para curar la Candidiasis Vaginal

El Aloe Vera es muy fácil de aplicar, lo primero es conseguir un buen gel de Aloe Vera,(puedes utilizar el que yo usaba, viene en varios formatos pero el que mejor sale de precio es el gel de Aloe Vera de 1kg.). Como te decía para aplicarlo es muy sencillo, llenas una jeringa con el gel de Aloe Vera y la introduces sin aguja en la vagina esparciendo el gel de Aloe Vera por toda la vagina. Con esto conseguirás además de reducir los molestos picores controlar la candidiasis vaginal.

baner-jugo-aloe-vera1

CLIC AQUI

El jugo de Aloe Vera lo tomaba mezclándolo en cualquier zumo (el zumo de melocotón mi favorito 😉), aunque si lo prefieres también lo puedes tomar solo. Mientras que estuve padeciendo la candidiasis vaginal me tomaba dos vasitos (como medida utilizo el vasito dosificador que trae el propio jugo de Aloe Vera) tres veces al día antes de cada comida principal. Ahora que ya no tengo candidiasis vaginal sigo tomando un vasito de jugo de Aloe Vera por la mañana y por las noches tanto para evitar recaídas como por todos los beneficios que os he explicado que nos aporta el Aloe Vera a nuestro organismo. Está demostrado que si tenemos un sistema inmunológico fuerte tendremos muchas menos posibilidades de contraer candidiasis vaginal y el jugo de Aloe Vera es un gran aliado para nuestro sistema inmunológico. El jugo de Aloe Vera que tomo yo lo puedes encontraraquí:

Para las zonas más externas de la vagina me ponía tres veces al día una crema de Aloe Vera para zonas delicadas la cual me servía para ayudar a remitir la candidiasis en la zona vaginal y evitar que se extendiera a otras zonas de la vagina. La crema de aloe vera que yo utilizaba la puedes comprar aquí.

El Aloe Vera fue todo un descubrimiento para mí, desgraciadamente tuve que conocer todas sus propiedades beneficiosas para el organismo por tener candidiasis vaginal pero como no hay mal que por bien no venga el Aloe Vera ahora forma parte de mi vida y junto a una dieta más sana y equilibrada he conseguido librarme de una vez por todas de la candidiasis y que no vuelva a reaparecer. Si yo he podido estoy segura que tú también puedes!

El hiperico para combatir la depresion otoñal

bath-close-up-eye-1138155 (1)Esta planta deprime a los psiquiatras

¿Está usted deprimido?
Si es así, debe saber que hay una excelente noticia para usted.
Y una mala para su médico, en el caso de que usted se encuentre en tratamiento.
La buena, que es la que realmente interesa, es que existe una planta que puede hacer mucho por todas las personas que sufren depresión en nuestro país.
Y son muchas.
Porque, en contra de lo que suele creerse, esta enfermedad ni sólo es propia de los países nórdicos ni está relacionada con la falta de luz diurna.
En España, donde sobran sol y ganas de vivir, la sufren 2,4 millones de personas según la Organización Mundial de la Salud (OMS). (1)
Así que si usted es una de ellas no se sienta como un bicho raro, porque no está solo. Mire si no estos datos:
  • La prevalencia de la depresión en nuestro país se sitúa en torno al 10% de la población adulta, muy superior a la que establece la OMS a nivel global, entre el 3 y el 5%.
  • Según esta organización, España ocupa el cuarto lugar en trastornos depresivos de toda Europa.
  • La depresión afecta a un 21,3% de las mujeres, el doble que a los hombres. (2)
  • Y no entiende de edad, manifestándose tanto en adolescentes como en mayores de 65 años (donde de hecho la prevalencia aumenta, llegando hasta el 50% en algunos casos).
Está claro que en España, aunque no lo parezca, hay una especial propensión a sentirse bajo de ánimo.
Y en este escenario cobra aún más importancia la planta sobre la que acaba de leer. Se llama hipérico (o hierba de San Juan), y es una planta medicinal que ayuda a restablecer y mejorar el estado de ánimo en los trastornos depresivos.
La buena noticia (para usted)
Hoy por hoy los estudios demuestran que el hipérico es una excelente aliada natural en casos de ansiedad, depresión leve o moderada y estrés nervioso. Y es que su eficacia para aliviar las alteraciones del sistema nervioso asociadas a la depresión está ampliamente comprobada.
Eso abre la puerta al tratamiento efectivo de forma natural, sin necesidad de tomar medicamentos ni pasar por el psiquiatra.
Precisamente es este último el protagonista de la otra cara de la noticia.
La mala noticia (para los psiquiatras)
Como ha visto, la depresión está ampliamente extendida. Y se trata de un trastorno que puede llegar a ser grave e incapacitante, por lo que es aconsejable tratarlo desde los primeros síntomas.
De hecho, la sintomatología depresiva es una de las causas más frecuentes de consultas en medicina general y constituye uno de los diagnósticos psiquiátricos más comunes entre toda la población.
El problema es que el protocolo de actuación de la medicina oficial es siempre el mismo y no admite variaciones: consulta-receta-caja de pastillas.
Es el método caro que ampara el “sistema” y que enriquece a las empresas farmacéuticas, que hacen su agosto durante todo el año.
¿Es que no hay otra vía para combatir la depresión?
Sin duda, y esa es la mala noticia para los que viven de recetar antidepresivos (por cierto, los médicos de atención primaria también tienen la mano larga y generosa a la hora de prescribirlos).
En Alemania, por ejemplo, los propios médicos prescriben cada día más el hipérico como alternativa a los antidepresivos. Y para el tratamiento de las depresiones se utiliza cuatro veces más que el famoso fármaco antidepresivo fluoxetina. (3) (4)
¡Y estamos hablando de una planta!
Parece que la época del pastillazo y su abuso terapéutico, con efectos secundarios y en algunos casos ineficaz, toca a su fin.
Pero para ello es imprescindible que ante la depresión se saque definitivamente de la cabeza la idea de que los antidepresivos son la única solución. Y tenga siempre en mente una planta tan eficaz como el hipérico.
¿Cómo funciona el hipérico?
La medicina oficial sigue sin saber -o sin querer saber- cómo funciona realmente esta planta medicinal y sus excelentes propiedades contra la depresión leve o moderada (y hasta cierto punto es lógico, pues va contra sus intereses).
Y es precisamente en su mecanismo de acción donde radica su efectividad.
La depresión se relaciona con una menor disponibilidad de serotonina, dopamina y noradrenalina. Estos neurotransmisores son responsables de mantener nuestro estado de ánimo, por lo que su déficit conduce a la depresión.
Desde esta premisa, el efecto antidepresivo del hipérico se debe a dos procesos:
  • El extracto de hipérico inhibe las enzimas monoamino oxidasas (MAO-A y MAO-B), que degradan serotonina y noradrenalina.
  • También inhibe la recaptación de neurotransmisores involucrados en la depresión (serotonina, dopamina, noradrenalina…).
Ambos mecanismos favorecen un aumento de la disponibilidad de los neurotransmisores y reafirman la capacidad del extracto de hipérico de tratar y disminuir la depresión. (5) (6)
La ciencia también ha demostrado que el hipérico ofrece una respuesta similar a la de otros fármacos antidepresivos habituales como la imipramina, resultando seguro y mejorando la calidad de vida de los pacientes. (7)
Un metaanálisis realizado en 2008 y recogido en una de las más prestigiosas bases de estudios científicos (Cochrane Database) concluyó en una revisión de 29 ensayos clínicos llevados a cabo con hipérico que su efecto es similar al de los antidepresivos de síntesis y sus efectos secundarios son menores. (8)
Y otro estudio a largo plazo confirmó su eficacia en pacientes con depresión leve o moderada, así como su seguridad, tras un año de tratamiento. (9)
Además, el extracto de hipérico se utiliza también para aliviar la ansiedad y los trastornos del sueño. (10)
Y estudios in vitro sugieren que los compuestos del hipérico pueden interaccionar con los receptores que median los efectos ansiolíticos, como el receptor del ácido gamma-aminobutírico (GABA). (11)
Sres. doctores psiquiatras:
¿Son necesarios más estudios científicos sobre las propiedades del hipérico?
¿Necesitan más pruebas de la eficacia de esta planta?
Estaría bien que la tuviesen en cuenta la próxima vez que un paciente con ansiedad o depresión leve o moderada llegue a su consulta.
Contra la depresión: menos pastillas… y un buen complemento de hipérico
Según el informe de la OCDE en 2010, España ocupa el segundo lugar en consumo de tranquilizantes en Europa.
¡Esto no es admisible!
En el tratamiento de la depresión y otros trastornos nerviosos estamos sometidos al sobrediagnóstico y al sobretratamiento. Y entre todos tenemos que revertir esa realidad.
Por eso, si alguna vez ha tenido fe ciega en las pastillas, debería perderla definitivamente y dar una oportunidad a plantas como el hipérico.
Si se decide a hacerlo, puede adquirir la planta desecada en herbolarios y tomarla en tisana, aunque para aprovechar todas sus propiedades es aconsejable consumirla en forma de extracto estandarizado, conociendo las concentraciones de las principales sustancias con beneficio demostrado (principios activos).
Precisamente la relación entre la calidad del extracto y los beneficios terapéuticos del hipérico es otro de los datos importantes que recoge el estudio de la Cochrane Database mencionado arriba, y se aconseja optar siempre por un producto de alta calidad. (8)
En este sentido, un buen complemento a base de hipérico debe estar elaborado a partir de las sumidades floridas de la planta (partes superiores y flores), donde se sitúan sus principales principios activos: cumarinas, fitoesteroles, flavonoides y naftodiantronas (hipericina). Además, según dos grandes manuales farmacológicos europeos, la Farmacopea francesa y el Deutscher Arzneimittel-Codex alemán, el extracto debe contener al menos un 0,04% de naftodiantronas calculadas como hipericina para resultar efectivo. (12)
Hay un producto que cumple con creces esta exigencia, ya que contiene 230 mg de extracto seco de sumidades floridas de hipérico y su titulación en hipericina es del 0,3%, para garantizar su máxima efectividad.
Otra de las grandes dudas a la hora de optar por un complemento para aliviar la ansiedad o los estados de ánimo bajos y depresivos es cómo tomarlo y, sobre todo, cómo se deja de tomar al sentirse mejor. Cuando se trata de fármacos antidepresivos, la recomendación es irlos abandonando poco a poco cuando se note mejoría y así lo establezca el médico. Sin embargo, el hipérico es una planta que ni crea adicción ni requiere que usted lo vaya dejando poco a poco.
¡Una razón más para elegir este complemento de hipérico frente a los antidepresivos que recetan médicos y psiquiatras!
En cuanto a su consumo, es de lo más práctico. Una cápsula diaria con un vaso de agua en la comida principal le ayudará en casos de:
  • Ansiedad.
  • Depresión de leve a moderada.
  • Alteraciones del sueño de tipo nervioso.
  • Alteraciones del humor y del ánimo asociadas a los cambios de estación.
Ahora bien, si está tomando cualquier tipo de medicación -y en especial antidepresivos- consulte con su médico.
Fuentes:
  1. “En España 2,4 millones de personas sufren depresión, el 5,2 % de la población”. Agencia EFE. Ginebra, feb. 2017.
  2. Fernando Paredes Salido, Juan José Roca Fernández. “El hipérico y el tratamiento de la depresión”. Offarm 2003;22:108-14
  3. Castillo-García and Martínez-Solís (2011). “Manual de Fitoterapia”. Elsevier.
  4. Ernst E. “Second thoughts about safety of St John’s wort”.
  5. Lancet, 354 (1999), pp. 2014-5 http://dx.doi.org/10.1016/S0140-6736(99)00418-3. Peiró et al. (2010) “Monográfico de Hypericum perforatum L”. Medicina Naturista 4 (2): 57-62.
  6. EMA-HMPC. “Community herbal monograph on Hypericum perforatum L., herba (well-established medicinal use)”. London: EMA. Doc. Ref.: EMA/HMPC/101304/2008. Adopted: 12-11-2009.
  7. Philipp M1, Kohnen R, Hiller KO. BMJ. “Hypericum extract versus imipramine or placebo in patients with moderate depression: randomised multicentre study of treatment for eight weeks”.1999 Dec 11;319(7224):1534-8.
  8. Linde et al. (2008). “St John’s wort for major depression”. Cochrane Database Syst Rev 8(4): CD000448.
  9. Rattström (2009). “Long-term effects of St. John’s wort (Hypericum perforatum) treatment: a 1-year safety study in mild to moderate depression”. Phytomedicine 16(4): 277-83.
  10. Lakhan and Vieira (2010). “Nutritional and herbal supplements for anxiety and anxiety-related disorders: systematic review”. Nutrition J 9: 42.
  11. Bone K, Mills S. “Principles and Practice of Phytotherapy: Modern Herbal Medicine”. 2nd Edition. Edinburgh/New York. Churchill Livingstone/Elsevier. 2013.
  12. Vanaclocha B, Cañigueral S (Eds). “Fitoterapia. Vademécum de prescripción”. 4ª Edición. Barcelona: Elsevier Masson, 2003.

COMIENZA TU NEGOCIO

EL Negocio Exialoe se fundamenta en:
    • Consumo propio de los productos. Comprobarás los beneficios que aportan y su alta calidad, mejorando cada día nuestra salud y belleza.
    • Compartir los productos. La mejor manera de ayudar a los demás y tener la satisfacción de ver los resultados y testimonios de cómo mejoran su calidad de vida.
    • Ofrecer el negocio. Las excelentes condiciones económicas que obtendrás con nuestro sistema de venta directa son inigualables.
Mejora tu salud y la de otros

Mejora tu salud y la de otros

Desde que empieces a utilizar los productos Exialoe, tu salud y la de tu familia mejorará. Muchos testimonios avalan la gran calidad de nuestros productos.

¡DISFRUTA LA VIDA!

Mejora tu economía

Mejora tu Economía

Si además necesitas mejorar tu economía, Exialoe te ayuda a desarrollar tu propio negocio. Contarás con el respaldo de la compañía y de un sistema de comisiones o regalías excepcional.

¿ESTAS CASADO?

¿Está casado? ¡Enhorabuena!

El poder del amor es tal que ayuda a superar numerosas adversidades. Pero también puede curar a un nivel más físico, ¡incluso haciendo frente a las enfermedades!

Esto es lo que asegura el estudio que hace unos días publicó la prestigiosa revista Journal of the American Heart Association y que llevaba por título “Estar casado y sus efectos sobre pacientes con enfermedades cardiovasculares”.

La conclusión de dicha investigación es, básicamente, que tanto estar casado como vivir en pareja es bueno para la salud, ya que reduce las probabilidades de morir por numerosas dolencias cardiovasculares.

Este estudio, cuanto menos curioso, respondía al deseo de conocer a fondo un factor que hasta ahora no se había tenido en cuenta dentro del campo de la salud cardiovascular. Y es que, aunque ya se sabía que el 80% de las enfermedades de este tipo se podían relacionar con factores como el sexo, la edad, el tabaquismo, la tensión arterial, los niveles de colesterol o la presencia de otras enfermedades (diabetes, obesidad…), no quedaba del todo claro a qué se debía el 20% restante de factores.

Así que el equipo de investigadores trató de encontrar la respuesta en un campo muy alejado, en teoría, del de la medicina. Para ello analizaron numerosos estudios que se habían realizado sobre enfermedades cardiovasculares, buscando ese otro factor desconocido. En concreto analizaron 34 estudios publicados entre 1963 y 2015, lo que permitió reunir los datos de más de dos millones de personas de todo el mundo, de entre 42 y 77 años.

Pudieron concluir así que las relaciones afectivas también afectan a la salud cardiovascular. Y además de un modo sorprendente, ya que las personas solteras, divorciadas o viudas tienen un 42% más de riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, además de tener más probabilidades de morir por su causa, en comparación con las que están casadas o viven en pareja. En concreto, tienen un 45% más de riego de morir por una enfermedad coronaria y un 55% por un derrame cerebral.

Pero, ¿por qué es mejor para la salud del corazón una relación estable que incluya convivencia?

Pues según los investigadores porque permite reforzar las redes de amistades, que siempre contribuyen al bienestar. Pero también porque la pareja ayuda a detectar con más rapidez los problemas médicos que puedan surgir. Y, por último, porque al vivir en pareja se suele tener una mayor estabilidad financiera, lo que también repercute en el bienestar general.

No obstante, aunque se trata de un estudio científico reciente, lo cierto es que la conclusión a la que llega no debería constituir ninguna sorpresa.

Y es que el amor, lejos de ser solamente un sentimiento, también es la mejor medicina que tenemos a nuestro alcance. ¡Y la ciencia lo confirma!

INGREDIENTES QUE TE AYUDARAN ALIVIAR TUS QUEMADURAS

9 ingredientes que tiene en su cocina y le permitirán aliviar las quemaduras solares

Estas soluciones son completamente inocuas y están al alcance de cualquiera; tanto, que me apostaría algo a que si abre la puerta de su despensa o de su frigorífico ¡encontrará la mayoría de ellas!

Aquí van mis 9 recursos cotidianos con los que aliviar las quemaduras del sol:

  1. Agua. Suele ser el primer acto reflejo y, sin duda, el más importante de todos. Y es que beber agua tras una quemadura solar es ¡simplemente indispensable! La rehidratación favorecerá su restablecimiento.
  2. Leche desnatada y yogur. Son una de las soluciones más simples (y más conocidas) para aliviar las quemaduras, aplicándolas sobre la piel. Gracias a sus fermentos lácteos poseen un efecto antiinflamatorio que ayuda a aliviar el dolor.
  3. Pepino. El pepino es un elemento refrescante sin igual para la piel, por lo que no sorprende que aplicar sus rodajas sobre las zonas afectadas sea considerado uno de los remedios caseros clásicos contra las quemaduras solares.

    Naturalmente rico en agua, es el cuidado natural ideal contra los excesos del sol en la piel. Tenga paciencia y espere unos cuantos minutos con las rodajas encima hasta que la piel comience a rehidratarse.

  4. Tomate. Puede que en el momento de la quemadura no disponga de pepino en casa. En ese caso debe saber que hay otras opciones igual de válidas que se esconden en su cajón de las verduras, como por ejemplo el tomate.

    Aquí la vía de aplicación es doble: le irá bien tanto sobre la piel (en finas rodajas sobre la superficie quemada -¡frescor garantizado!-) como si lo come (dado que está repleto de vitamina C y de licopeno, un carotenoide que reduce el eritema solar; además, en tanto que antioxidante, permite a la piel reconstruirse).

  5. Limón. Permite calmar los escozores que provoca la quemadura y, como su zumo es antiséptico, evita que las quemaduras se infecten. Eso sí, el jugo hay que diluirlo siempre en agua fría para evitar que con su acidez queme la piel sobre la que se aplica. Otra opción es diluirlo en zumo de patata.
  6. Vinagre. Ya sea blanco o de sidra, el vinagre siempre resulta útil para tratar las quemaduras solares. Su acidez permite reequilibrar el pH de la piel dañada por el sol y también resulta de gran alivio frente a los picores. Puede ser usado en cataplasma o pulverizándolo sobre la zona afectada.
  7. Miel. No dude en utilizar un poco de miel para suavizar el picor y el escozor que provocan las quemaduras del sol. Sus propiedades hidratantes, calmantes y cicatrizantes le permitirán aliviar y rehidratar la piel.

    Cuando más líquida esté la miel, mejor, pues de este modo resulta menos pegajosa y más fácil de retirar (sin tener que frotar; algo nada agradable cuando la piel está ya dañada).

  8. Bicarbonato de sodio. Para algunos es un elemento indispensable tanto en la cocina como en el cuarto de baño, ya que además de su uso alimentario también puede utilizarse en la elaboración de dentífricos, desodorantes y otros productos preparados en casa.

    Para tratar las quemaduras solares con él, dilúyalo en agua y aplíquelo en compresas sobre la piel quemada; verá cómo resulta de gran alivio. Además, en este caso sus propiedades antisépticas también resultan muy útiles.

  9. Té verde. A pesar de su suavidad y dulzura el té verde es con frecuencia un remedio eficaz contra los peores picores. Puede usarlo para tratar zonas especialmente delicadas, como por ejemplo los párpados. Basta con preparar una infusión con un poco de té verde en bolsitas y después sumergirlas rápidamente en un bol de agua fría antes de aplicarlas sobre la zona. De este modo se evita el riesgo de irritar la zona en la que se apliquen, ya de por sí en un estado delicado.

Dos “extras” que salvarán la vida de su piel este verano

No es un elemento propio de la despensa y por eso no he querido incluirlo en la lista anterior. No obstante, es obvio que el aloe vera es uno de los grandes clásicos para cuidar la piel en verano y no podía dejar de mencionarlo.

De hecho, en casa se ha convertido en el remedio favorito de toda la familia, pero es que el aloe veraposee realmente propiedades extraordinarias.

En lo referente al tema de hoy, decir que son sus efectos hidratante y cicatrizante los que lo convierten en un tratamiento muy útil para aliviar las quemaduras solares.

Por supuesto, puede utilizar casi cualquier tipo de preparado de la planta, siempre que sea orgánico y de calidad. Pero, si tiene la suerte de disponer de una planta de aloe vera en casa, no dude en cortar una de sus hojas más anchas con un cuchillo. A continuación ábrala por la mitad, separando ambas caras, y aplique su pulpa directamente sobre la piel. ¡Más natural y efectivo, imposible!

Asimismo, aunque no se trate de un producto comestible, el aceite de caléndula es también un remedio digno de mención al hablar de soluciones naturales contra las quemaduras solares.

En gran parte gracias a los carotenoides que contiene, que contribuyen a regular la absorción de los rayos ultravioleta (UV), este aceite se adapta perfectamente al tratamiento de las quemaduras causadas por el sol. 2 ó 3 gotas de macerado oleoso de caléndula aplicado hasta 6 veces al día sobre la piel dañada harán desaparecer rápidamente el enrojecimiento. (3)

Espero que estas útiles soluciones naturales para aliviar las quemaduras solares sean de su interés.

No obstante, soy consciente de que no son las únicas que existen. Es posible que algún ávido lector eche en falta en esta lista algún remedio natural utilizado por su abuela o su madre cuando él era pequeño, o que él mismo todavía use.

Mas informacion clicas aqui

LAS ALGAS KLAMATH

Las Algas Klamath

LAS ALGAS KLAMATH

Las algas Klamath, pertenecen a un grupo de algas llamadas verdiazules, o verde-azules y se diferencia de otras micro algas de agua dulce, como puede ser la espirulina y la chlorella, porque las algas Klamath (Aphanizomenon Flos Aquae) no se cultiva en tanques o criaderos, sino que crece y se desarrolla en entornos salvajes del lago Klamath. Un lago que recibe las aguas de 17 fuentes acuíferas, de las que una buena cantidad de ellas proceden del volcán a cuyas faldas se sitúa dicho lago. Es una gran porción de agua, que además de nutrirse de acuíferos naturales repletos de minerales, recibe agua de los deshielos del monte en un entorno casi virgen. El lago Klamath se encuentra al sur de Oregón, en Estados Unidos.

Del 60 al 70% del algas Klamath está formado por proteínas, estando presentes los 20 aminoácidos conocidos, con lo cual, también están presentes los aminoácidos esenciales. Lo mejor de todo, es que los 20 aminoácidos contenidos en el Aphanizomenon Flos Aquae o algas Klamath, están presentes en las mismas proporciones que en el cuerpo humano.

Aparte de las proteínas que las algas Klamath (Aphanizomenon Flos Aquae) contiene, hay presentes minerales orgánicos biodisponibles en un alto porcentaje y catorce diferentes vitaminas, entre ellas, las del grupo B y en especial la B12. Es el motivo por el cual el alga Klamath, es un superalimento imprescindible para la nutrición de personas vegetarianas y veganas. Entre sus antioxidantes, contiene catorce carotenoides (incluyendo Alpha y Gamma), betacarotenos (cis y trans lo que ayuda a su asimilación), ficocianinas (antiinflamatorios naturales). Contiene polisacáridos, que como se sabe, son inmunomoduladoras, ácidos grasos omega 3, que ayuda a reducir el nivel de colesterol “malo” y los triglicéridos. Y otra gran ventaja es el alto contenido del alga Klamath en clorofila lo que contribuye a la limpieza y detoxificación de la sangre. Hay estudios recientes que indican que el incluir clorofila en la dieta puede resultar antimutagenico y anticancerígeno. Para el doctor Richard C. Heimsch –de la Universidad de Idaho (Estados Unidos)- el riesgo de padecer cánceres de hígado, colon, estómago y pulmón se puede reducir a la mitad mediante la ingesta diaria apropiada de clorofila”.

Algas Klamath y las enfermedades

Existen diversos estudios que indican que las algas Klamath pueden beneficiar grandemente a personas que sufren de depresión, fibromialgia, alergias (sean nutricionales, o respiratorias), y también, en casos de Trastorno de Déficit de atención e Hiperactividad (TDAH). Es más, se ha comprobado que estas algas activan con rapidez a las “células asesinas” o natural Killers (del sistema inmune) y estimulan la actividad de los macrófagos (estos son un tipo de glóbulos blancos que se encuentran en la sangre e intervienen en la defensa del organismo contra sustancias extrañas o agentes patógenos).

Las algas klamath ayudan al control de la diabetes y enfermedades metabólicas

Las algas Klamath (Aphanizomenon Flos Aquae) han sido probadas como una gran ayuda en casos de diabetes y obesidad. Normaliza el metabolismo de las grasas al rebajar el nivel del ácido araquidónico, colesterol y triglicéridos. Las algas Klamath inhiben la producción pancreática de las a-aminasas y como resultado, se produce un descenso de los niveles altos de glucemia e inhibe parcialmente la actividad de dos enzimas: la sucrosa y la maltosa, las cuales son responsables de la asimilación de los azucares por la corriente sanguínea. Todo ello indica que las algas Klamath (Aphanizomenon Flos Aquae) son útiles en el tratamiento de la diabetes y la obesidad.

Las algas Klamath activan las Células madre

No hacen muchos años, ha quedado probado que las algas Klamath (Aphanizomenon Flos Aquae), o alga Klamath estimula la producción de células madre adultas por la médula ósea, promoviendo también el que dichas células madre sean transportadas a los órganos específicos que demanden de su regeneración, o renovación. Este descubrimiento, ha marcado un hito en el concepto de salud, ya que juegan un papel preponderante en la medicina preventiva y la corrección de diversas afecciones.

Ahora se sabe que las células madre de la medula ósea o células madre adultas, tienen la misma actividad regeneradora que se le atribuye a las células madre embrionarias. Eso explica que en estos 25 años, muchas personas privilegiadas que las consumen, aseguran haber mejorado en casos de Alzheimer, diabetes y diversas enfermedades autoinmunes.

Aquí os dejamos una parte del programa REDES de Televisión Española que analiza muy bien los beneficios que las células madre aportan a la salud:

Propiedades neuroregenerativas

Hasta hoy, Klamath es el único alimento conocido que contiene cantidades significativas de feniletilamina, un aminoácido producido de forma natural por nuestro cerebro durante los estados de euforia y felicidad (se le llama la molécula del amor). La feniletilamina contribuye directamente a aumentar la cantidad de dopamina libre circulante por lo que actúa ayudando en la depresión, estabilizando el humor, mejorando la agudeza mental y la memoria y estimulando los sentimientos de felicidad y afecto.

Grandes ventajas de las Algas Klamath

Los alimentos suelen estar altamente refinados, procesados y genéticamente alterados, lo que provoca una deficiencia alta de nutrientes. Estos factores afectan a nuestros cuerpos con el tiempo. Es complicado comer y mantenernos sanos en la actualidad, pues el estrés y hábitos poco saludables tienen buena culpa.

Los doctores dejan claro que cuanto más cercanos estemos del estado natural en que se producen los alimentos más calidad tendrán.

Una condición que cumplen estas algas es que cuentan con todas las enzimas intactas. Los alminoácidos están presentes en su forma más fina, al igual que minerales, oligoelementos, vitaminas y carbohidratos. Hay que recalcar que no es solo lo que comemos sino también lo que nuestro cuerpo absorbe. Las algas klamath dan a la nutrición un alimento de fácil digestión y absorción.

Por todo lo expuesto anteriormente queremos llamar la atención sobre un nuevo gran producto de Exialoe, el ViBmax.

Al tomar la dosis diaria recomendada (3 capsulas en una toma preferiblemente antes del desayuno o comidas) del complemento alimenticio tenemos un producto único que ayuda a retardar el envejecimiento de las células y las enfermedades que esto puede ocasionar ya que posee un alto poder antioxidante, favorece la regeneración del sistema nervioso y facilita la liberación de Células Madre Adultas, lo que nos va a permitir tener mejor calidad de vida.

Como cualquier complemento dietético se recomienda que consulte a su médico si está embarazada, lactando, está recibiendo tratamiento medico por alguna enfermedad o está tomando medicamentos.

¿TE INTERESA TU SALUD?….

TOMA ViBmax

LA HISTORIA DE EXIALOE

Euro Exito Aloe S.L. nace de una sociedad cooperativa familiar y nos dedicamos a la producción y distribución por venta directa de productos naturales elaborados con Aloe Vera. Empezamos a usar el Aloe Vera a raíz de problemas de salud familiares como el asma y la artritis. Viendo la gran mejoría que tuvimos gracias al Aloe, investigamos más sobre esta planta, quedándonos maravillados con todas las bondades que ofrece. Desde ese momento se vió la necesidad de poner en marcha un proyecto en la elaboración de productos a base de Aloe Vera. En 1996 sacamos nuestro primer producto, una crema multiusos con Aloe Vera, llegando a tener en el 2017 cien referencias diferentes de uso interno y externo.

Los productos EXIALOE están fabricados con las mejores calidades y materias primas ya que nuestro principal objetivo es que sean efectivos y el cliente quede totalmente satisfecho. Por esta razón utilizamos el Aloe Vera Barbadensis de Méjico del prestigio productor ALOECORP el cual pasa estrictos controles de calidad.

Contamos con reconocidos certificados de garantía a nivel internacional como son: el IASC (International Aloe Science Council – Consejo Científico Internacional del Aloe) y el ACTIVAloe. De ahí que el número de distribuidores va en aumento, contando hoy en día con más de 22.000 distribuidores/clientes VIP en España, Portugal, Inglaterra, Italia y otros países de la Comunidad Europea.